miércoles, 12 de septiembre de 2007

Un futuro incierto

Bueno, desde hace un tiempo para acá, las cosas en mi mundo se han tornado extrañas.
En especial, ciertas situaciones que no creí vivir a mis cortos 21 años de edad.

Empezando por el hecho de que ya soy tía.
Sí, tía de dos hermosas niñas y de un coqueto niño.
Seguido de que en próximas fechas, seré tía de otros tres bebés que vienen en camino.
Lo más interesante de todo es que, sólo tengo un hermano de a penas 18 años y él no finge nisiquiera tener novia.

Soy, en resumen, tía de seis niños.

Eso es alarmante.
Explico por qué.

1) A penas si me he enterado de cinco. Ahora imagínense de los que no me he enterado aún, porque la mara no lo divulga.

2) Eso sin tomar en cuenta a la mara que anda por ahí jugando a la matraca a diestra y siniestra, (de la que tengo conocimiento), yo sé que de un día a otro me llaman, me mandan un mensaje, me vienen a visitar o me las encuentro por casualidad y me dicen: "Mirá...vas a ser tía".

3) No sé de dónde fregados sacaré tanto pisto para Baby Showers, regalos, cumpleaños y pasajes de bus.

4) Creo que mis sobrinos legalmente por parentesco de consanguinidad, serán quiénes menos gozarán de mi sueldo. Y, el peor punto de todos...

5)¡Sólo yo me estoy quedando atrás!


Pero viéndolo bien, seré la tía más popular de Santa Ana.
En cuento al punto cinco, son bromas.
Yo no deseo ser madre aún. Aunque es algo que me encantaría mucho.

Sería lo más bello del mundo, no lo niego; pero para eso se necesita más que un momento de calentura y alguien que aporte la otra mitad de genes. Se necesita alguien que brinde y esté lleno de AMOR, COMPRENSIÓN Y RESPETO.
En resumen, es necesario algo verdaderamente sólido para que el nacimiento de un bebé sea una verdadera alegría.

Para hacer niños no se necesitan diversas poses, se necesita Amor en abundancia.

Espero que en lo que resta del año, los natalicios no aumenten.
Pero si no se puede evitar, pues por lo menos que todos nazcan sanos, lindos y cargados de bendiciones para todos nosotros que habitamos en este mundo cruel y despiadado.

Aquí, su tía Mariposa Vanidosa y Judía los espera con las alas abiertas.


P.D. Además, todo el que sea reconocido legalmente como mi sobrino es elegante.

4 comentarios:

alexmortis dijo...

Sarracenos, palestinos y vascos se unieron para hacerle la guerra al que es errante en su tierra...

Beautty Butterfly dijo...

...
So?

Facundo Ezequiel dijo...

Estoy seguro que muchos querrían hacerte un hijo...

Beautty Butterfly dijo...

Jajaja...bueno, pero esos "muchos" sabe Dios dónde están.

(Soko)
¡Qué lindo!
Gracias.

:D

P.D. Se me olvidaba que soy judía...jajaja