jueves, 29 de marzo de 2007

Realidad

Hoy, los fantasmas del pasado regresaron a reirse de mí.
Se mofaron en mi cara y lanzaron injurias contra mi fama.

Me ultrajaron.
Destruyeron y acorralaron a la inocencia dentro de una botella.

Todo quedó en silencio.

Hoy, los fantasmas se rieron de mí.
Desde mañana,
yo me reíre con ellos.