sábado, 3 de febrero de 2007

"Unidos por la defensa de los blogs"

Hace unos días me encontraba realizando mis supuestos estudios universitarios, cuando llegó a mis manos un documento muy interesante y risible.
Se trataba nada más y nada menos que de un intento de "investigación periodística", que "comentaba" a "minuciosos y muy profundo rasgos", lo que son los blogs y sus denominados "blogueros". La fecha de publicación databa del fin de semana pasado, y pertenece a un diario de circulación nacional.

Para colmo, la fotocopia era lipidiosa tanto en espacio como en letra.
Se había intentado reducir a una hoja de tamaño oficio, todo el contenido de dos páginas de internet. Como verán, era más que imposible leer tal documento súper dúper contractado, por motivos de "economía universitaria".

Lejos de ello, después de conseguir una lupa multifocal, que añadí a un microscopio compuesto, logré leer la publicación. En ella se sostenía, según"expertos en el fenómeno" que, la gran mayoría de los blogs (sino su totalidad), eran creados por personas que simple y sencillamente, habían decidido "cambiar los comunes diarios personales por los comunes blogs personales".

Aseveración risible, claro está, para mi persona. A pesar de que no publico muy seguido en mi blog; y que he recibido ciertas llamadas de atención de parte de mis colegas "blogueros" (para familiarizarnos con el nombrecito que se nos ha puesto); debo y creo, que estoy en el deber de refutar esa afirmación.

Si bien es cierto, el papel aguanta con todo, los blogs no son papel.
¡NO!, señores; los blogs no aguantan con cualquier cosa. Eso ningún "bloguero serio" me lo niega. Si no, pregúntenle a dos colegas míos que se la pasan produciendo entradas de blogs, como si fueran maquilas. Pero no maquilas cualquiera. Ellos son maquilas con producción de alta calidad de exportación.
Constando claro está, que yo en ningún momento se los critico; por el contrario, se los aplaudo y enaltezco. Ellos mejor que nadie saben que muchos son los escritos, pero pocos son los publicados. De ahí que lo anterior, espero, sea tomado como elogio.

Escribir en un blog es más que dejar libre a la imaginación. Es más que liberarse de cualquier trauma psicologico, psico-social, psico-afectivo o simplemente, cualquier esquizofrenía o deliro de persecusión por las letras y las palabras. Un blog es una creación. Es un ser al cual damos vida. Es crear para y por la belleza.

Desde mi punto de vista personal, un blog digno de llamarse blog, debe ser tomado en serio. Debe hacerse con consciencia literaria, creacional y sentimental.
A partir de la primera letra que se digita, la primera oración que se termina; es desde ahí, cuando nuestro ente empieza a cobrar vida.

Cada quien es libre de publicar, subir y hacer de dominio público todo lo que desee. O como se dice en el buen salvadoreño, "lo que se le pegue la santa y regalada gana". Al fin y al cabo, no quiero entrar en debates constitucionales, ni negarle a nadie sus derechos. Sin embargo, que se diga que los blogs son utilizados sólo para divulgar vanalidades de la gente, no me parece justo.

En todo caso, si fuera así: ¿Por qué se generaliza? ¿Es que acaso el "grupo de expertos en el fenómeno", sólo lograron encontrar blogs basura, lleno de peladeces y lenguaje poco culto?

Ciertamente, no creo que ninguna persona letrada, más o menos estudiada; que por lo menos, haya tan siquiera escuchado hablar, así a lo lejos de Platón, Rosseause, Hobbes o tipos fumados de ese tipo, no tenga un su blog decente y digno de visitar.
¡Por favor!

Los blogs más que un espacio para la libertad de expresión, son espacios para la creación y culturización. Aún cuando nadie se lo proponga, con cada letra que tipea para su blog orienta, informa, educa y; por qué no, también entretiene.
Todo comunica. Trillado, pero cierto.

No cabe duda, que cada quien es libre de hacer lo que desee; más si del ciberespacio se trata.
Tener un blog, "bloguear" o ser un "bloguero" no debería ser solo un pasatiempo más. Debería ser un deber más.

No digo que los blog se hagan obligación, ni que no publicar sea penado por la ley. Sólo digo que si se tiene un blog, que se le dé el uso que se merece y que se debe. Un uso digno y culto. Algo que haga que "investigaciones periodísticas, hechas por un grupo de expertos en el fenómeno", verdaderamente se orienten y descubran el lado que pocas veces se ve: El sano, el culto y el de la creación de blogs, por el simple arte de crear belleza en el ciberespacio.

1 comentario:

Erick Mauricio Linqui dijo...

Señorita Mariposa. creo que también alcancé a ver ese documento, de hecho, con el escritor Manuel Bolaños conversábamos de eso. Ciertamente, no es bueno caer en generalizaciones y en ese escrito rebalsaba de ellos. Muy buen post, "Bloguera". Keep up the good work!. Saludos Hermosa Mariposa.