miércoles, 29 de julio de 2009

¡Cómo quisiera Señor...!

Desde mi punto de vista se me hace absurdo, ridículo y hasta patético el que una mujer haga que todo su mundo gire entorno a un hombre. En este caso su novio.
Quizás porque yo no soy así y si alguna vez lo fui, el lapsus fue muy breve y lo superé gracias a Dios. Pero hay mujeres que no dan paso ni respiro si no lo da su novio primero. Ejemplo, mis amigas.

Para se sincera me da tristeza ver que mi círculo más cercano de amigas dependa tanto de sus novios. Los tipos me dan flojera y nauseas. Si en mis manos estuviera escogerles a sus novios, júrenlo que ya lo hubiera hecho. Son mis amigas y las quiero, por ello sé y tengo la firme convicción que se merecen hombres muchísimo mejores. Pero lástimosamente, nadie manda en el corazón ni menos en la razón.

En infinidad de ocasiones he comentado la situación de mi mejor amiga con su actual novio. Desgraciadamente las cosas van de mal en peor. Ha llegado a tal grado de dependencia, que todos los días almuerza con él. Lo ve en la mañana, en la tarde y en la noche. Si la quiero ver a ella, tengo que verlo a él también porque parecen siameses. Es frustrante.

El otro caso es mi amiga E, quien ya tiene un niño con el chero que es dos años menor que ella. El caso se vuelve interesante cuando sabes que el tipo le pega, la maltrata y encima sigue viviendo bajo las faldas de la mamá, porque es la suegra quien le da los $5.00 mensuales para los gastos del niño. Al ver esto uno dice: WTF! ¿Cómo alguien puede estar con una persona así? La dolorosa verdad es que sí. No sólo siguen juntos sino que es ella quien se va a dormir, constantemente, a la casa de él con tal de verlo, que él vea al niño y vivir inútilmente algo que ella dice llamar "momentos en familia".

Tercer caso: C está embarazada. Tiene seis meses y espera una niña. El chero es, también, dos años menor que ella y la manipula a su antojo. Viven en la casa de la abuela de él. C cometió la genial idea de casarse, lo cual la ata de por vida con el tipo. Lo interesante es cuando una le visita o lleva cosas para la niña. El tipo sale con una cara de asesino en serie y comienza a hacer mil y un gestos y ruidos con tal que te largues de ahí. Ella con tal de que él no se moleste, sutilmente te dice: " No te podés ir, es que a M no le gusta que vos me visités. Vení un día que no esté él". Claro, yo que soy educada entiendo y me retiro con mi cara 50 diciendo: "Por supuesto, disculpa. Gracias a Dios yo sí continuo teniendo vida propia y por lo visto eso le molesta".

Este es el pan de cada día. Pero se vuelve apocalíptico cuando viene la época de las reuniones de promoción. No sé que fregados tienen en la cabeza mis amigas que quieren llevar a su fantabulosos despojos e imitaciones baratas de seres humanos que dicen llamar novios a la reunión.

WTF!

Si el ser independiente es un crimen, soy culpable.
Estoy soltera y dispuesta a tener novio. En ningún momento me cierro a la posibilidad.
Pero tampoco vor a dejar que venga un tipo a manipularme solo porque no quiero estar sola.

Lo que hace exitoso un noviazgo es el que cada cual siga mantiendo su libertad de pensamiento, palabra, obra y decisión, siempre con respeto y sobre todo amor por el otro.
El tener novio no quiere decir que todo lo tengás que hacer con él. Si bien hay que compartir, también hay que saber dar y tener espacios individuales. Lástima, pocas personas lo vemos así.

Otro día de catarsis que me deja la sensación de ser la única mujer medio normal o la única mujer rara que piensa cosas así. ¿Utópica? Tal vez. Lo más probable es que sí.