jueves, 3 de abril de 2008

Interés y Atención

Era una típica clase de (.....), es decir el curso de ese tipo todo alagartado y lujurioso. (No revelaré nombres porque una nunca sabe quién anda por los blogs). Así que mejor el apodo: Racumín.
Como siempre, estaba aburrida. Sumamente aburrida. Pero no importaba, el tipo no se daba cuenta. Posiblemente me hubiera dormido en sus narices y él de lo más feliz de la vida.
Luego de una disertación algo egocentrista de su parte, sobre los libros de Dan Brown que ha leido, la clase se tornó intersante.

Comenzó, (como siempre), a tirar indirectas sobre las situaciones amorosas de las señoritas, lo incómodas que son y lo que nos sucede a las "niñas" cuando los "niños" nos dan "paja".
El tipo siempre tiende a utilizar esa clase de ejemplos para sugerir sutilmente que, "un hombre mayor siempre es una mejor elección". (Admito que algunos hombres son como el vino, con los años se ponen más buenos; pero dudo que sea su caso). En fin.

Entre tanta habladuría, mencionó algo que me cautivó y dejó muy, pero muy pensativa.
En sus palabras textuales: "El interés es más poderoso que la atención".
Obviamente, siguió con sus sexólogos ejemplos. Pero, gracias a Dios, pude rescatar algo de todo eso.

Comencemos.

Si el interés es más poderoso que la atención, eso explicaría en su totalidad todos y cada uno de mis problemas existenciales. Conocidos y popularizados como "lapsus-pensantus-pendejus".
Es decir, debido a que me intereso demasiado por las personas es que caigo siempre en el mismo bache. Jamás pongo atención, ni descifro lo que veo, siento, escucho o pienso; sentimentalmente hablando.

Tiene lógica.
A pesar de que tengo muy buena intuición, soy malísima para atinarle al verdadero sentimiento.
Puede alguien estar diciéndome, hasta con panfletos enormes del tamaño del estadio Cuscatlán, que le gusto, que me quiere bien y que quiere andar conmigo; pero la niña no siente lo mismo por él. Por el contrario, está completamente idiotizada por otro tipo que, si bien la pela, es de lo más hecho leña que puede existir. (Pueden cambiar la expresión por "hecho m...").

Con esto no quiero decir que soy masoquista. Sólo un poco tonta.
Bien colocado el título de la novela "Las tontas no van al cielo". Yo ya me resigné a que me quedaré purgando un mi buen rato porque no pongo atención. Sólo me dejo ir por el interés y hasta ahí.

Eso me recuerda el caso de una de mis alas errantes y venenosas preferidas, Raúl.
A mi buen joven le sucede o sucedía casi lo mismo.
Se la pasaba lamentándose, (al igual que yo), por un amor bonito pero peligroso.
Algo que te come por dentro. Es más inmenso que vos y te tiene flotando tan, pero tan alto, que no te importa cuán lejos te lleve y cuánto pueda doler la caída, (mejor dicho el señor vergazo).
Al final te tirará como a cualquier basura y tú siempre seguirás ahí.
Creo que por eso nos identificamos tanto. Compartimos las mismas heridas en las alas.

Pero, ¿Qué nos lleva a ser tan sumisos?
Simple: Ponemos el interés, más no la atención.

Nos interesamos por sus cosas, por sus gustos, por si se bañó, por si ya terminó de escribir, por si ya terminó de programar, por si ya regresó de Sivar, por si ya fue a visitar al obispo; y muy recientemente, por si ya va a comenzar su programa en la radio o qué locura iremos ha hablar hoy.

Osea...
Más claro no está: Soy una super boluda. Me intereso tanto, tanto, que no pongo atención en lo que sucede a mi alrededor, ni en lo que me quieren decir.
He aprendido a leer entre líneas, pero no analizo lo que leo.
Sé que me quieren, más no sé como qué me quieren.

De cuatro si estoy más que segura hasta el cansancio: Me quieren como una amiga, a la cual en algún lapsus-drogadictus-idiotizantus-fumantus-pendejus, confundieron con una novia.
Está demás decir que, gracias a su gran acierto, tengo pesadillas recurrentes por la noche, escribo cosas sin sentido pero llenas de odio, y conocí a Pepe Madero, a Panda, a el grupo Pesado y a muchas otras bandas sonoras que se deleitan en escribir canciones de odio, muerte y destrucción. Comúnmente llamadas de despecho. (¡Bravo! Gracias a ustedes sufro de una enfermedad mental y sentimental. Tengo un complejo muy crudo y sicópata. ¡Por eso los quiero!)

Pero, gracias a Dios, eso es cosa del pasado.
Para ustedes sólo puedo decir: No les deseo el bien, pero tampoco el mal porque cómo les vaya me da IGUAL. (Con todo mi cariño, claro está. Ya no guardo resentimiento alguno. Se los digo de la mejor manera posible. En buena onda, en serio.)
Ahora sólo me preocupan dos personitas.
Y para serles franca, tengo soco del malo que me vaya a suceder lo mismo con ellas.

Sé que no es bueno y es de mala unción andar pensando esas cosas, pero es cierto.
Siempre he dicho la verdad, no sé si me creerán pero ahí está.
Debo manejar la atención y el interés al mismo nivel.
Y sé que Dios estará ahí para fortalecerme y ayudarme a no equivocarme.
Si ya la riego, es porque de plano hay cosas que Dios Padre ya pone natas en las personas.
En este caso, mi tendencia a preocuparme más por los demás y dar todo hasta quedar hecha trizas.

Este es un nuevo comienzo, un nuevo post, un nuevo sentimiento, nuevas rutas, nuevas alas errantes; pero el mismo blog, las mismas etiquetas y la misma Mariposa Vanidosa y Judía de siempre. (Eso tampoco tiene remedio, jejeje.)

Shalom y miles de dulces besos de néctar.

5 comentarios:

Rodrigo Amaya C. dijo...

Solo dos observaciones breves pequeña mariposa recien salida de su capullo (pequeño saltamontes jaja)...

Dijiste:
1. "Ahora sólo me preocupan dos personitas. Y para serles franca, tengo soco del malo que me vaya a suceder lo mismo con ellas."
R/ Que solo te preocupe una persona, Cristo. En Cristo se ponen TODAS las esperanzas para ser feliz, en El y solo en El ;)

2. "En este caso, mi tendencia a preocuparme más por los demás y dar todo hasta quedar hecha trizas."
R/ No podes dar lo que no tienes, y si das lo que no tenes, entonces es cuando quedas hecha trizas... tambien hay que saber cuando parar. Dios nos quiere saludables emocional, mental, espiritual y fisicamente. Que no se te olvide :)

Saludos mona!

Raul dijo...

"Siempre he dicho la verdad, no sé si me creerán pero ahí está."
I always tell te truth, even when im lie... Sabes te voy a decepcionar... Aun no he salido del bache, pero con ese animo q demuestras, talvez un dia lo logre... Saludos

Raul dijo...

Wendy revisa mi blog, hay un premio para vos...

Beautty Butterfly dijo...

Rodrigo:
Gracias inmensas por comentar, Bichito feo.
Esas observaciones, ya sabía que me las harías.

Jejeje...

Creeme que no lo he olvidado. Para nada.
Es por eso que sé que Dios te puso cerca de mí para recordármelo siempre.

Yo no me olvido de quién es el centro de mi vida. Y jamás lo dejaré, pase lo que pase.
Mi meta es ser Job, versión femenina.

Gracias totales por leer mi elegante blog.
(hahahaha)

Cuidate un montón y no perdás la unción por andar viendo fotos de hi5.

Shalom Bichito feo.

Manuel Bolanos dijo...

bueno mariposilla, otro buen post, otro intento por auto descifrarte diria yo. Tenés razón; el interés es mas fuerte que la atención casi en todos los aspectos de la vida. Si te pudiera aconsejar te diría que no cambiés nunca! Asi como estás sos la mejor...

No le hagas caso a la gente que te reprueba la fascinación por PXNDX.
Lo que si está jodido es eso de querer ser la Job femenina. :S
En todo caso, el autofalgelarse, y crear un ambiente como el Job invalidaría completamente el propósito de Dios; el cual fue una apuesta con su mejor amigo, Satán.

Así que mejor no lo hagas...XD