martes, 8 de enero de 2008

Uno de tantos

Dentro de pocos días regresaré a mi no tan placentero recinto universitario. Es por ello que aprovecho a máximo mi tiempo en algo sumamente divino: Echar la weba.
Lo anterior me ha llevado, inevitablemente, a sufrir mis típicos lapsus-pensantus-pendejus.

Por lo que debo aclara que este post tendrá de todo un poco, porque en verdad no sé que escribir porque estoy de los más aburrida en mi casa, escuchando mi estación de radio favorita vía internet y esperando que la señora que hace la limpieza en mi casa se vaya para así poder desplazarme con la mayor libertad del planeta por mi cálida y peculiar casa.

Debo confesar que al pensar en mi casa, no dejo de imaginarme qué me dirían las paredes de la misma si pudieran hablar.
Lo más seguro es que me dijeran que soy la estúpida con más valor y agallas en el mundo. O posiblemente, sólo se limitaran a quedarse como siempre han estado: Ahí paradas y calladas, porque ni ellas perderían tiempo en criticarme.

Pero si hablamos de críticas, entonces estamos a mano. No hay día de Dios que mi madre no me recuerde que por mi boca es que siempre me meto en problemas. Más aún cuando de decir lo que pienso se trata. Aún me falta pulir el tacto entre el cinismo, la crítica, la ironía y mi simple opinión.

Las tontas opiniones.
Opiniones son lo que sobran con respecto a mi vida. Ya sólo diez materias hacen la diferencia entre la universidad y la "simple and real life".
Mi hermano y mi madre me presionan para que visualice mi vida ya en un trabajo. Mientras que mi padre no dice absolutamente nada.

Nada. Sí, nada.
Eso es precisamente lo que pasa por mi cabeza en estos momentos.
Además, las canciones no me ayudan pues no me sé las letras de ninguna de las que ha sonado.
¿O el tipo quiere que nos demos cuenta que la radio tiene música variada, o nadie le ha llamado para decirle que nos estamos pudriendo con su programación?

Hablando de programación, debo empezar a programar en qué y con quiénes gastaré los días festivos que se aproximan.
El primero es mi cumpleaños.
A parte de que cae lunes y los lunes ni las gallinas ponen; no tendré novio, no tendré clases y no tendré mi superpoderosa cámara fotográfica SONY Cyber-shot de 8.1 megapixeles para tomarme fotos hasta que se topara la memoria de 1GB que tenía.

Sí, tenía. Es patético pensar en lo que tenía y ahora ya no tengo.
Eso me recuerda que no tengo con quién pasar la otra fecha festiva: 14 de febrero.
Todas mis amistades, o la gran mayoría de ellas, tienen novios(as); por lo que creo que será un día igual que mi cumpleaños: Aburrido y deprimente.

Eso me recuerda lo deprimente que será tener clases en la mañana y en la tarde, además de sábados a partir de las 2 de la tarde hasta las 5:30.
Po lo cual estoy considerando seriamente, el cortarme las venas o cortárselas a quién se le haya ocurrido ese horario tan shit.

Shit!
(De todas las canciones del planeta tenía que sonar precisamente esa)
Me gusta, pero me da soco del malo escucharla, pues me recuerda muchas cosas.

Cosas, cosas y más cosas.
En verdad, de mucho que quiero decir, creo que no he dicho nada.
Creo que a mi mente le hace falta coherencia en estos días.
Más que nada, creo que extraño el odia a ciertas personas e imaginarme como un pulidora les corta la yugular mientras un martillo les destroza el cráneo.

Pensándolo bien, sí, debo cranearla y dejar de decir estupideces.
Mi blog es decente y con un post de este tipo, confirmaré aún más que estoy loca.
Es posible que después de leer esto, ya nadie lo visite o comente.

Eso me recuerda que casi nadie me ha comentado últimamente.
Posiblemente, ya se dieron cuenta que no estoy muy bien de la cabeza y por eso me evitan.
Salvo El Jardinero y el Fan número uno de Sabina, quienes sí ya se dieron su primera vuelta del 2008.

Ocho minutos pensaba tardarme en escribir, pero creo que ya me pasé.
Ahora el problema que no sé como concluir.
Ya me empecé a inspirar, pero también tengo hambre.
Mejor busco algo para comer.

Comer es un sinónimo denigrante de criticar.
Criticar, hace alusión a comentar u opinar.
Por eso, les invito a expresar su opinión sobre este mal intento de post a:

1. Cualquiera (Este post será lo que quieran, pero deben admitir que por más risible y sin sentido que sea, no cae en la monotonía de un post cadena).

1 comentario:

Raul dijo...

Saludos. Yo siempre paso por aca. Ya viste tu link en miblog? jajaja. No desesperes, como dijiste, este año sera mejor.